¿En tu opinión, cual es el papel de la industria fitosanitaria en el sector productor del Almendro?

Necesitamos colocar al cultivo del almendro en la primera línea. Tenemos nuevas plagas, nuevas enfermedades y tenemos las antiguas o las que conocíamos que resurgen en este sentido. Necesitamos productos fitosanitarios, fungicidas, insecticidas…

Claramente, necesitamos que toda esta parte de la industria de insumos, de la industria fitosanitaria se encuentra a nuestro lado.  Nosotros ya estamos trabajando con grandes empresas del sector para intentar registrar productos nuevos o productos que ya estaban para otros cultivos, actualizar y adaptar su registro al cultivo del Almendro y hemos realizado un gran avance recientemente en este sentido. En mi opinión, tenemos que estar al lado no solo del agricultor, sino también de la innovación en temas de bioestimulación, en temas de control y manejo de plagas y enfermedades.

 

En base a tu experiencia ¿Cómo crees que será el modelo productivo de la almedra en España en un futuro?

Por un parte habrá una predominancia de variedades mejores, más tolerantes, más eficientes, con una agricultura muy bien sensibilizada, y digitalizada para que seamos muy eficientes y no solo inputs.

 

¿Cuáles consideras que son los tres pilares en los que se debe sustentar en desarrollo y mejora de la almendricultura en España?

Uno de ellos es la uno que es la genética varietal como eje principal de desarrollo. El segundo seria la tecnología de producción y el tercero será la innovación global y sobre todo en base a los dos anteriores. Monitorización, la digitalización, la informatización, el big data y todo este manejo de datos destinados siempre a la búsqueda de la eficiencia como objetivo final